Tags: zocalo, tiroteo, rusia, moscu, monja, hombre, coahuila, ataque, accidente


Moscú, Rusia.- Dos personas murieron y otras seis resultaron heridas ayer, cuando un hombre disparó durante una misa en una catedral de la isla de Sajalín, en el extremo oriente de Rusia.

El hombre, que trabajaba como agente de seguridad para una compañía privada y tiene 24 años, fue detenido, aunque de momento se desconocen sus motivos, indicó el comité de investigación ruso en un comunicado.

Las víctimas fueron una monja y un fiel que asistía la misa, y la vida de los heridos no está en peligro, según la misma fuente.

Según el arcipreste Viktor Gorbach, testigo del ataque, la religiosa fallecida atrajo la atención del asaltante mientras los fieles huían, lo que permitió salvar muchas vidas.

"Este demuestra que el problema de la fe y de la persecución de la Iglesia sigue de actualidad", estimó el arcipreste en una entrevista al sitio web de información Lifenews.

Reaccionando al incidente, el patriarca ortodoxo ruso, Kirill, denunció una persecución creciente en contra de su Iglesia.

"Es posible que (el atacante) sea un alienado. O tal vez escuchó demasiado todas las cosas que se cuentan hoy día sobre la Iglesia", dijo el patriarca, citado por la agencia Interfax.

Según él, las víctimas del ataque "murieron como héroes, como soldados en el frente".

Desde que empezaron los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, a orillas del Mar Negro, las autoridades rusas han reforzado las medidas de seguridad en todo el país.